Feeds:
Entradas
Comentarios

El arte de la antigua arquitectura germánica ha preservado las runas con el estilo conocido como Fachwerk (medio enmaderado), el cual se propagó por gran parte de Europa. En su origen, el entramado de madera de estas construcciones estaba dispuesto de tal manera que imitaba formas rúnicas queriendo con ello atribuir el poder mágico de estos símbolos al edificio y a sus habitantes. Esta costumbre siguió manteniéndose incluso cuando los constructores dejaron de saber la razón por la cual las maderas se seguían colocando de esa forma tan particular. Con el paso del tiempo, esta costumbre pasó a convertirse en una simple tradición que ha pervivido prácticamente hasta nuestros días.

Existen por toda Europa numerosos ejemplos de estas construcciones, cargadas de simbolismo, que nos recuerdan al pasar por delante cuáles son nuestras más profundas raíces culturales.

Y tú, ¿Eres capaz de identificar aquí alguna runa?

Imagen de una calle de Rotemburgo

Raidho

 Raidho

Ideograma: carro, rueda, camino.

Interpretación: viaje, ciclo, ritual.

Raidho representa el orden correcto del viaje iniciado por los caminos de los nueve mundos de Yggdrasil. Esta runa es la canalizadora de la fuerza de acuerdo con las leyes naturales, es decir, la que nos lleva por el buen camino y nos conduce al resultado correcto. También expresa el concepto de desarrollo espiral de acuerdo con la ideología tradicional de los ciclos de la existencia, eternamente en círculos. El fin de un ciclo no es un fin en sí mismo sino una nueva transformación.

Kenaz

 Kenaz

Ideograma: la llama de una antorcha, fuego.

Interpretación: energía controlada, habilidad, transformación.

Kenaz representa el misterio de la regeneración a través de la muerte o del sacrficio. Es la runa del elemento fuego, es decir, el fuego controlado por el hombre y dirigido hacia unos fines concretos: la cocina de los alimentos, la forja del metal, la incineración… El fuego es siempre considerado como una fuerza transformadora y expresa la voluntad de crear. Por ello, es la runa de los artistas y de los artesanos, así como de los brujos. En su significado más profundo, Kenaz es también la runa del amor y de las pasiones humanas y está muy ligada a la diosa Freyja.

Gebo

 Gebo

Ideograma: el cruce de dos vigas.

Interpretación: regalo, generosidad, unión.

Representa la acción de dar, a lo dado y también a aquello que se recibe. Gracias al poder de esta runa, las personas se unen por propia voluntad con el fin de obtener un resultado. Contiene los secretos de la unión de dos o más personas con el fin de que puedan producir un poder creativo superior. También se interpreta como la unión sexual de dos personas.

Wunjo

 Wunjo

Ideograma: la bandera del clan o de la tribu.

Interpretación: alegría, esperanza, amistad.

Wunjo es la fuerza de atracción que experimentan los seres que congenian entre sí. En el antiguo mundo germano, la sociedad era clanocéntrica porque un clan fuerte era la mejor protección contra los invasores externos. En el clan, cuando todos los miembros actúan de una manera armoniosa y se sienten integrados en su ambiente de forma sincrética, entonces tiene lugar un verdadero estado de bienestar. Esta runa representa la armoniosa existencia de diferentes fuerzas afines, el compañerismo y la buena voluntad entre hermanos y hermanas.

En la primera lección hicimos una primera aproximación al sistema de escritura futhark y a su correspondencia fonética. En esta segunda lección (la primera de un total de siete) estudiaremos los significados ancestrales de las runas. Se ha tomado como referencia la tradición germánica sin entrar en las nuevas concepciones esotéricas modernas que asimilan las runas al tarot.

Cada runa está presentada con su ideograma y significado arcano además de su explicación. El conocimiento aquí vertido sobre el significado de cada runa es lo básico a lo que todo el mundo, ásatrúar o no, puede acceder. Evidentemente, los conocimientos más profundos están reservados y son custodiados por brujos quienes reciben su conocimiento directamente de un maestro.

Fehu

 Fehu

Ideograma: los cuernos del ganado bovino, ganadería, ganado.

Interpretación: bienes cambiantes, posesiones, riqueza.

En su origen, la runa Fehu significaba la propiedad móvil y se asociaba al concepto de ganadería, que era la forma de propiedad móvil más conocida entre los antiguos germanos. Más tarde evolucionó para designar el concepto de riqueza y dinero. Más profundamente, esta runa representa la energía pura, arquetípica, del movimiento y de la expansión. Es el poder omnipresente y que todo lo abarca, simbolizado por las embestidas de los toros.

Uruz

 Uruz

Ideograma: buey, bisonte, uro.

Interpretación: fuerza primitiva, conocimiento, vitalidad.

Uruz es la runa de la fuerza vital y de la virilidad. Es el poder formador que define el origen y el destino de todas las cosas. Señala la buena salud y una condición física fuerte y armoniosa. Simboliza también el conocimiento terrenal y la ciencia así como el modelo de una tradición conservada que brota del orden natural.

Thurisaz

  Thurisaz

Ideograma: martillo, rayo, espina.

Interpretación: destrucción, defensa, regeneración.

Thurisaz es la fuerza divina dirigida a la destrucción y a la defensa. Tiene pues un doble sentido vida-muerte. Es el símbolo del rayo y del trueno y se asocia con Mjolnir, el martillo de Thor, dios de las tormentas, destructor de gigantes y fuerzas hostiles. De la misma forma que el rayo anuncia la llegada de las lluvias que posibilitarán las cosechas, es también una runa de regeneración. Derrota las barreras y fecunda con el fin de que puedan haber nuevos comienzos.

Ansuz

 Ansuz

Ideograma: la capa de Odín movida por el viento.

Interpretación: divinidad, sabiduría, inspiración.

Ansuz es el poder mágico, ancestral, transmitido de generación en generación por medio de la tradición. Es la runa de la palabra, de la canción, de la poesía y también de los conjuros mágicos (galdr) ya que contiene y expresa la fuerza mágica. Está asociada a Odín, dios principal de la mitología germánica que se sacrificó para acceder a la sabiduría perfecta y entregarnos las runas.

La Jerarquía en Ásatrú

A diferencia de muchas otras religiones, en Ásatrú no hay una rígida jerarquía claramente marcada. Todos los hombres y mujeres pueden participar activamente ya sea de forma individual o colectiva. No hay superiores ni líderes espirituales. De hecho, ni siquiera los dioses están por encima del ser humano sino que se encuentran en una íntima relacion de fraternidad.

Siendo esto así, por desgracia existen ciertas agrupaciones paganas que se estructuran como si de sociedades multinacionales se tratase. Se organizan en asociaciones territoriales regionales o nacionales, se autonombran líderes e incluso pretenden cobrar y ganar dinero. Nosotros pensamos que esto se aleja del ámbito estrictamente espiritual de lo que son nuestras profundas creencias ancestrales. Ásatrú no es una moda. Ásatrú no es un negocio. Ásatrú es algo que pertenece al espíritu libre de cada uno de sus miembros y por lo tanto debe ser accesible a todo aquél que sienta su llamada.

El Ásatrú es una religión reconstruccionista que pretende acercarse lo más fielmente posible a la realidad de sus practicantes primigenios. Tenemos pues que intentar traer a nuestros días la estructura social de las antiguas aldeas germánicas. De este modo, las personas de mayor edad ocupan un status social superior. Los ancianos son las personas que más tiempo han caminado por este mundo, son los que han visto más cosas y sufrido más penalidades. Su experiencia vital les confiere una sabiduría que no se encuentra en los libros y es por eso que sus consejos deben ser siempre respetados.

Aparte del rango social determinado por la edad, en las tribus germánicas los trabajos estaban bien establecidos. Había un herrero, un carpintero, cazadores… Puesto que actualmente estas no son necesidades vitales dentro del kindred, las ocupaciones del grupo se han simplificado básicamente en tres:

  • Heathens practicantes: son la mayoría de los ásatrúars. No es necesario ser un experto en mitología nórdica, ni saber idiomas germánicos. Pueden participar y aportar al grupo lo que su buena voluntad les permita. Las actividades de las que se encargan son amplísimas; Pueden aportar sus ideas, amenizar las reuniones tocando algún instrumento, proponer lugares de reunión y todo lo que os podáis imaginar.
  • Vitki o maestro rúnico: es aquél miembro del kindred que ha estudiado los secretos de las runas en todos sus ámbitos; Sabe leerlas, consulta al oráculo y prepara con ellas trabajos mágicos como la elaboración artesanal de amuletos de protección. El Vitki puede tener alumnos a los que enseñar el antiguo arte rúnico pero es su decisión personal el elegir a quien legar sus conocimientos.
  • Godhi o sacerdote: es la persona que ha estudiado en profundidad la mitología y tradiciones nórdicas. El Godhi es quien mejor conoce los conceptos espirituales de la religión y por tanto el mejor preparado para llevar a cabo los actos religiosos colectivos tales como bodas o funerales.

En el kindred, en efecto, tienen cabida todo tipo de personas. Como hemos dicho, no existen (o no deberían existir) jefes ni nada por el estilo. Un Godhi, por su labor, no es superior a ningún otro miembro. Tampoco lo es el Vitki. Estos solo son personas que voluntariamente han estudiado y adquirido unos conocimientos que los hacen idóneos para realizar actividades dentro del grupo. Tienen importantes responsabilidades pero no son superiores a nadie.

El Altar Ásatrú

El altar es uno de los elementos centrales para los que profesamos la antigua religión germánica. Todo ásatrúar debe tener uno ya que nuestra vida religiosa gira entorno al mismo. En él celebramos los blóts correspondientes de la rueda del año y realizamos nuestros trabajos mágicos. El altar es en definitiva nuestro pequeño rincón de recogimiento donde nos relacionamos más directamente con los dioses.

Existen diferentes tipos de altares: en primer lugar tenemos el altar fijo personal que es donde acudimos cada día para hablar con los dioses y con los ancestros. Otro tipo de altar es aquel que preparamos para celebrar alguna festividad en concreto y que podemos decorar según sea la temática. Por ejemplo en Noches de Invierno podemos colocar calabacitas alrededor. Tendríamos también el altar natural, es decir, aquel que preparamos cuando queremos celebrar un ritual en plena naturaleza. Y por último tendriamos el altar colectivo del kindred.

El más importante es el altar fijo personal porque es donde vamos a llevar a cabo la mayor parte de nuestras actividades como ásatrúars. No existen reglas concretras sobre qué debe incluir o no. Esto es algo muy íntimo que cada uno debe preparar dejándose guíar por lo que le dicte su corazón. No hace falta que sea muy elaborado ni tampoco que ocupe mucho espacio. Incluso puede ser desmontable en el caso de que no quieras que otras personas se acerquen y se entrometan.

A continuación os muestro mi altar personal y sus elementos básicos:

  1. Imagen de Odín.
  2. Cuerno ceremonial.
  3. Runas.
  4. Bandeja de ofrendas.
  5. Bola de cristal (o un cuenco lleno de agua).
  6. Velas.
  7. Daga.

En mi caso, por razones de intimidad, siempre guardo la mayoría de los elementos en el mismo arcón que aparece en la imagen cuando termino de realizar mis actividades.

Como ya se ha dicho, el altar es muy importante en Ásatrú y debe ser sobre todo un lugar en el que uno se sienta a gusto. Únicamente para terminar quisiera dar un par de consejos: procurad que vuestro altar esté orientado hacia el Norte y que los elementos que lo integren sean naturales evitando los materiales plásticos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.