Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Curiosidades’ Category

El arte de la antigua arquitectura germánica ha preservado las runas con el estilo conocido como Fachwerk (medio enmaderado), el cual se propagó por gran parte de Europa. En su origen, el entramado de madera de estas construcciones estaba dispuesto de tal manera que imitaba formas rúnicas queriendo con ello atribuir el poder mágico de estos símbolos al edificio y a sus habitantes. Esta costumbre siguió manteniéndose incluso cuando los constructores dejaron de saber la razón por la cual las maderas se seguían colocando de esa forma tan particular. Con el paso del tiempo, esta costumbre pasó a convertirse en una simple tradición que ha pervivido prácticamente hasta nuestros días.

Existen por toda Europa numerosos ejemplos de estas construcciones, cargadas de simbolismo, que nos recuerdan al pasar por delante cuáles son nuestras más profundas raíces culturales.

Y tú, ¿Eres capaz de identificar aquí alguna runa?

Imagen de una calle de Rotemburgo

Read Full Post »

Es conocido como el ajedrez vikingo aunque poco tiene que ver con el ajedrez ni tampoco se ha demostrado que los vikingos lo practicasen. En cualquier caso, el Kubb es un entretenimiento tradicional sueco que se juega en exteriores sobre cualquier terreno (césped, tierra, nieve…). Pueden participar entre 2 y 12 jugadores y lo cierto es que goza de una gran popularidad entre personas de todas las edades.

El juego consta de 20 piezas de madera: 1 Rey que es la pieza más grande, 10 Kubbs que dan nombre al juego, 6 palos cilíndricos de madera y 4 marcadores o estacas.

Lo primero que hay que hacer es delimitar con los marcadores el terreno de juego y colocar las piezas sobre el mismo. Para ahorrarnos explicaciones lo mejor será ver la siguiente imagen representativa:

A continuación se decide quién tendrá el primer turno. Se puede echar a suertes o lanzar un palo y el que consiga aproximarse más al rey sin tirarlo será el primero en jugar.

El jugador A comienza de pie detrás de sus de Kubbs de base y tira los 6 palos contra los Kubbs del jugador B intentando derribarlos uno por uno. Debe lanzarse de un modo parecido al de la petanca, siempre desde debajo del hombro, nunca desde arriba. Está permitido que el palo rote pero siempre que sea en posición vertical.

Una vez que el jugador A ha tirado todos sus palos, es el turno del jugador B. Este deberá lanzar sus Kubbs derribados (si es que los hay) al terreno del rival, es decir más allá del Rey que es el que delimita la mitad del campo. El otro jugador los colocará donde se hayan quedado en posición vertical y estos pasarán a ser los Kubbs de campo del jugador A.

A continuación el jugador B comienza a tirar sus 6 palos pero deberá intentar derribar en primer lugar los Kubbs de campo, es decir aquellos que derribó anteriormente el jugador A y que se encuentran ahora en su campo. Si lo consigue podrá pasar a intentar derribar los Kubbs de base.

Cuando el jugador B ha tirado todos sus palos, es de nuevo el turno del jugador A y este deberá hacer lo mismo que acabamos de explicar en caso de que algunos de sus Kubbs hayan sido derribados. Deberá lanzarlos al terreno del rival que los colocará donde se hayan quedado en posición vertical. Como antes, deberá intentar derribar estos Kubbs de campo antes que los Kubbs de base.

La particularidad del juego está en que si un jugador no consigue derribar todos los Kubbs de campo, en el siguiente turno el otro jugador podrá tirar desde la posición de su Kubb de campo más adelantado, teniendo así una ventaja al estar más cerca de los Kubbs del rival. Aquí es donde cobra importancia la estrategia ya que cuando te derriban un Kubb debes sopesar si lanzarlo más cerca o más lejos al otro terreno. Si lo lanzas más cerca será más facil derribarlo cuando sea tu turno pero si fallas entonces el rival puede tirar desde la posición de ese Kubb que está más adelantado.

Una vez que un jugador consigue derribar todos los Kubbs del rival puede pasar a intentar derribar al Rey que está en el centro del campo. Si lo consigue, habrá ganado la partida.

Nota: ¡Cuidado con derribar al Rey antes que a los Kubbs! ¡El jugador que lo haga por accidente perderá inmediatamente la partida!

Read Full Post »

No cabe duda de que los cuernos son uno de los símbolos por antonomasia de los vikingos. Todo el mundo que oye hablar de estos pueblos germánicos se imagina inmediatamente a unos fieros guerreros que surcaban los mares y que portaban cascos tocados con cuernos. Pues bien, aunque probablemente este sea uno de los mitos más extendidos, hay que decir que no; los vikingos no llevaban cuernos.

Se trata de una invención del pintor sueco Gustav Malstrom que en 1820 realizó una serie de ilustraciones con las que pretendía realzar la fiereza de los guerreros del norte. Años más tarde, concretamente en 1876, se estrenó la ópera El Ocaso de los Dioses del dramaturgo alemán Richard Wagner en la que volvieron a aparecer en escena los famosos cascos cornamentados. Y fue a partir de ese momento cuando se popularizaron tanto que acabaron convirtíendose en la imagen más reconocible de la fascinante cultura vikinga. ¿Quién no conoce las entrañables aventuras de Vickie el vikingo?

A pesar de todo, lo cierto es que los vikingos sí que usaron cuernos pero para otros menesteres bien distintos. En concreto en fiestas y actos ceremoniales se llenaba un cuerno de bebida (normalmente cerveza o hidromiel) y se iba pasando entre todos los convidados en medio de cánticos, brindis y buenos deseos. Asimismo, también se conoce el cuerno por ser uno de los instrumentos aerófonos más antiguos del mundo siendo empleado para hacerlo sonar e infundir coraje a los guerreros en las batallas.

Casco vikingo sin cuernos

Read Full Post »